domingo, 29 de diciembre de 2013

Otra forma de ver las cosas es posible

Al hilo del artículo anterior...

Con motivo de estas fechas navidades (causante de que tenga el blog un poco parado...) ...

¡os dejo un regalito!

Y esta ocasión, dirigido directamente a la persona que reúne alguno de los rasgos del TDAH

Os hago llegar otra forma de ver las cosas, mediante este cuento elaborado por la magia de la sencillez de Isabelle Carrier.




Y os lo hago llegar al completo, también con otra forma de comunicarse, lengua de signos.


Estaréis pensando que tanto Lorenzo como las personas sordas, poco tiene que ver con las montañas a las que os enfrentáis. No obstante, yo creo que las montañas son más parecidas de lo que pensáis y queramos o no...

Con ellas todos somos diferentes.

Mas como expresa FEAPS, con esta maravillosa metáfora, una comparación, bajo esos dibujos se ponen de manifiesto aspectos importantes de la vida de las personas, el valor de cada uno por encima de sus condiciones y capacidades, que todos tenemos nuestros puntos fuertes, y con los apoyos adecuados todos podemos mejorar nuestra vida.




Próximamente...

Publicaré más estrategias de ayuda
(Una segunda parte, continuación: MUY ESPECIAL PARA EDUCADORES!!! maestros con alumnado que presentes características de las reunidas en este blog y formas de adaptar y AYUDAR!) Incluyo técnicas específicas de control de impulsividad que ya había mencionado en primeras entradas.


Y antes de que esto avance hacia instrumentos de ayuda y técnicas más específicas... os daré unos apuntes microscópicos para aquellos cuyo interés también sea
el origen de este trastorno





Es un cuento adaptado en español del libro impulsado por Asociación FEAPS (Confederación Española de Organizaciones de las personas con Discapacidad Intelectual) , titulado "El cazo de Lorenzo" (Ed. Juventud, año 2009).



El montaje se puede encontrar en diversos formatos. El que he incluido aquí no está completo como en el libro,  está ubicado en el siguiente enlace:

Y aportando mi granito de arena a la integración real, lo facilito en lengua de signos.
Este montaje, curiosamente es más fiel a la edición original francesa y no censura aquellas partes que son consideradas "políticamente incorrectas" y las ediciones en español han censurado. Cuyo enlace es:


sábado, 14 de diciembre de 2013

ALGUNAS ESTRATEGIAS

Y ahora ¿qué? - ALGUNAS ESTRATEGIAS

Ya conozco e identifico la problemática del TDAH…
Y ahora ¿qué?

Ahora nos toca pensar. Nos toca plantearnos ¿Qué hacer? ¿Cómo hacerlo?

¡Vamos a buscar soluciones!


ALGUNAS ESTRATEGIAS

Lo primero: EMPATÍA. Las estrategias para trabajar con una persona con TDAH parten de una actitud del educador. Una actitud de empatía y ganas de ayudar.

Con personas con alguno de los síntomas mencionados, las mismas que no saben cómo manejar sus problemas… A menudo, si nuestros ojos están abiertos, SOLO si los abrimos bien, podemos ver en sus ojos un aplastante mensaje que se oculta en lo más profundo:



Este mensaje ha ido forjándose en cada fracaso personal. Concretamente, en la escuela, frente a cada suspenso… Poco a poco la persona se ha tatuado en su interior esas dos palabras invisibles:
Soy tonto”
Nadie las ve, pero es un mensaje que esta persona tiene tatuado, lo siente y no puede despojarse de él tal y cómo desea…
Como buen tatuaje, no se borra tan fácilmente. Y por eso, es tan esencial tener una mirada abierta para poder leer este mensaje, para ponernos en su piel y sentirlo.

Lo segundo: Cambiar “Soy Tonto” a “Puedo con todo”
Transmitir al sujeto que NO PASA NADA.

Transmitirle que “no es un bicho raro” único y exclusivo… que el mundo está lleno de bichos raros con asma, con una miopía de caballo, con sobrepeso, con problemas de dicción… Todos y cada uno de nosotros somos bichos raros porque somos únicos, al igual que nuestros problemas. Y, para cada uno,  sus problemas son los peores del universo.

Sentir que “soy el tonto de la clase” NUNCA es el camino a tomar.
Aceptar con resignación que “soy así” y no hacer nada, solo enmascara la suma de problemas que va aumentándose.

Estamos aquí para ayudar a que la persona con rasgos de TDAH se desvíe del camino destructivo que ha tomado. Estoy aquí para proponer formas de ayudar a tomar otras sendas, donde esta persona sea capaz de manejar sus dificultades y superar problemas.
Cambiar “Soy tonto” a “Puedo con todo”. Esa es la propuesta que lanzo.

Esta evidencia cae por su propio peso. Si incido en ella es porque en este caso, cuando una persona tiene su autoestima por los suelos, necesita escucharlo una y otra vez para hacerlo suyo, sentirlo y creerlo. Solo así puede ir borrando “su tatuaje”.
Nuestra empatía y la naturalidad a la hora de afrontar problemas es clave. También para mí es fundamental estar allí, estar enteramente y percibir cuando algo va mal.
Hablar abiertamente, sin dramatizar y nada de tratarle como a un “tonto”.
Hacerle identificar y exteriorizar los sentimientos, ayudarle a pensar por sí mismo, aclarar las ideas confusas que le aturden para que genere vías de escape o bien, que sepa canalizar las dificultades que tiene de una manera mejor.

Al principio necesitará mucho nuestra ayuda, pero esta ayuda no ha de ser una ayuda permanente, la persona debe dar sus propios pasos también y sentir que no necesita a nadie más para superar las cosas que no le dejaban avanzar.
Que puede con todo, solo. Y que estamos allí para apoyarle, pero no nos necesita constantemente, no necesita a nadie que le ayude en todo momento, porque puede con todo.
Solo sintiéndose uno más, normal, puede empezar a forjar nuevos mensajes.
Y sea cuál sea su tatuaje, tendrá el mayor de los tesoros, ser único.


Lo tercero: en su proceso educativo, ¿cómo le ayudo?

¿CÓMO? - ESTRATEGIA 1

RESALTANDO, REMARCANDO Y REPITIENDO lo que hace bien
En el día a día, no solo en las clases o haciendo deberes.
Hay que alimentar sus éxitos para que los sienta como propios. La tendencia suele ser al contrario, le corriges los deberes y se suele decir lo que está mal, lo que puede mejorar… rara vez se incide y prioriza en lo que está bien.

Justamente de eso se trata. La estrategia es remarcar lo que hace bien. SIN EXCEDERSE, señalarlo y mencionarlo de forma natural, sin exageraciones.



¿CÓMO? - ESTRATEGIA 2

INVITARLE A QUE SE REPLANTEE “todo”. LO QUE ESTÁ BIEN Y LO QUE ESTÁ MAL
Al principio, por sistema, PONÉRSELO “todo” EN DUDA, automáticamente “todo” en duda.

De forma natural, no como un castigo impuesto o algo desagradable. Despertarle la curiosidad y fomentando que sea siempre reflexiva, en todo. Que no se deje llevar por el primer impulso y piense.
Que este sistema lo asuma como regla y poco a poco se incorpore en sus rutinas de actuación.



¿CÓMO? - ESTRATEGIA 3

REFUERZO de conductas positivas, SIEMPRE
Por ejemplo, CUANDO PIENSA 1º ANTES DE REACCIONAR A UN ESTÍMULO (si controla el impulso). Reforzar, siempre, ya sea con un gesto cariñoso, una sonrisa o verbalmente.

Todos queremos ser reconocidos en nuestros esfuerzos. Con el refuerzo de ese control de impulsividad, a la vez que trabajamos la capacidad reflexiva, generamos una sensación agradable, algo que genera ganas de repetirlo y recurrir a ello nuevamente.  



¿CÓMO? - ESTRATEGIA 4

PERMITIRLE Y DARLE LA OPORTUNIDAD DE CORREGIR SOL@ LOS ERRORES
ANTES DE DECIRLE lo que hace mal, INVITARLE A QUE VEA Y CORRIGA SUS ERRORES. Es decir, brindarle la oportunidad de trabajar su capacidad atencional, de ver dónde ha cometido el  error, de percibir sus olvidos y así corregirlos.
Que pueda aprender a autocorregirse sin ayuda. Aunque tenga que corregirlo hasta 3 ó 4 veces y una última vez con ayuda.

Al principio, la carencia atencional y de autocrítica hace que tenga que repetir su corrección numerosas veces, pero si lo toma como rutina irá aprendiendo a centrar su atención y mejorando sus correcciones, reduciéndose así el número de intentos en la autocorrección.
Así impulsamos el trabajo autónomo y estimulamos paulatinamente su fuente de atención.
Desde mi experiencia, tengo comprobado que sin este paso (en referencia al trastorno); si directamente hacemos referencia a los errores que ha cometido, a lo que ha hecho mal, estamos dando un paso atrás en el camino.

Esta estrategia ayuda a mejorar la capacidad de respuesta en los problemas a los que se enfrentan personas con rasgos de TDAH.



El uso de estas estrategias implica un tratamiento individualizado. No existe un manual que nos diga cómo aplicarlas en cada persona, qué palabras utilizar…
No podemos etiquetar en las cuatro famosas letras del BLOG a todas las personas que presentan alguno de los rasgos. De ahí que yo no haya concretado en exceso y no deje de incidir en empatizar con la persona, precisamente para identificar el mejor modo de usar las estrategias.
Y AUNQUE el uso de estrategias como estas lleve consigo un TRATAMIENTO INDIVIDUAL, sin duda, es igualmente útil para usarse en grupo.

Haya o no haya una mayoría de alumnos con déficit de atención. Estas estrategias favorecen el desarrollo de capacidades que todos debemos trabajar, y en el caso de las personas con TDAH no solo es bueno que las trabajen, si no que necesitan muchísimo trabajar las capacidades que están solapadas al uso de las 4 estrategias que he compartido con vosotr@s.

Por tanto, desde mi perspectiva educativa, como educador no vale excusarse y ampararse en no puedo dedicarle más tiempo a su hijo en la clase porque debo atender a todo el grupo, ¡NO! Porque no hace falta estar individualmente con la persona para aplicarlo; y si las llevas a cabo de forma rutinaria, de de ese modo, sin dedicar tiempo individualizado y exclusivo, así, ayudas a quiénes presentan problemas de impulsividad o falta de atención.


NO A LAS ETIQUETAS DEL TDAH ¿?

video

VÍDEO ILUSTRATIVO: TODOS PODEMOS SER E.T.


... ¿QUÉ QUIERO DECIR CON ESTE VÍDEO?

¡ESTO!...

PARA AQUELLOS QUE DEFIENDEN QUE EL “TDAH” NO EXISTE
PARA LOS QUE NO QUIEREN PONER ETIQUETAS


También para los que argumentan que si el TDAH es la falta de atención y la hiperactividad, por esa regla de tres, todos los niños movidos, desobedientes o despistados serían TDAH y no es así.

Por supuesto que no es así. Hay niños muy movidos, otros tremendamente despistados que se despistan con una mosca, otros rebeldes… al igual que hay niños con un trastorno específico, que es justamente el que abordo en este blog.

Antes de comenzar, voy a puntualizar que con este artículo, no deseo convencer a nadie y por supuesto, respeto el gran abanico de reflexiones en lo que se refiere a las 4 famosas letras “TDAH”.
No obstante me parece un pilar fundamental abordar esta controversia existente acerca del polémico término “TDAH”.

Lo voy a abordar simplemente argumentando el por qué para mí si existe un trastorno que hay que tratar.
Al igual que cuando tenemos frente a nosotros un bebé con una necesidades de cuidado y protección, podemos toparnos con alumn@s con serios problemas para seguir el curso, fruto de incapacidad atencional, impulsividad descontrolada y/o hiperactividad; estas personas presentan una serie de problemas y nos necesitan, no podemos darles la espalda.

Negar que existe o no el TDAH, no hace que desaparezcan esa serie de rasgos que acarrean un montón de problemas para est@s alumn@s. Requieren un tratamiento especial, necesitan una ayuda que muchas veces no se les da.
Únicamente muchas personas se lavan las manos, diciendo “es un problema de madurez” “tiene un ritmo madurativo más bajo” “le cuesta un poco más, démosle tiempo”… año tras año, pasan los cursos escolares, los problemas siguen allí, la persona implicada cada vez está más hundida y mucha gente, maestros, padres… siguen lavándose las manos: DICIENDO.
¡NO HACIENDO! ¡NO AYUDANDO! Para mí, hace falta atender sus necesidades, cubrir sus demandas educativas.
Como maestra pienso que es nuestra obligación actuar; pasar olímpicamente de lo que ves en el alumno el día a día, solo supone que este trastorno empeore a lo largo del proceso escolar. Como educador, como padre…como persona, lo llames TDAH o no, hay que buscar soluciones e intentar ayudar en todo lo posible, jamás negar una ayuda a alguien que la necesita a la espera de que por arte de magia se solucionen solos los problemas.

Para mí el “TDAH” es un trastorno que repercute la vida de muchas personas y supone un gran problema en la escolaridad y en la construcción de la personalidad. El etiquetarlo de TDAH o cualquier otro conjunto de letras, incluso el no etiquetarlo, para mí es lo de menos.

En este vídeo podéis ver a qué me refiero con este artículo:


También me parece muy interesante:


Quien piense que el TDAH no existe, adelante, más quiero aclarar que no por ello, no por el hecho de no poner una etiqueta, los problemas desaparecen.

Nadie puede negar que hay alumn@s cuyos rasgos son muy comunes a los expuestos en el TDAH, que hay personas con unos problemas tremendos de autoestima y en su proceso educativo, con características muy vinculadas a las que expuse en mi artículo: “Unas pinceladas acerca del TDAH y la intervención educativa”.
Y por todo ello, hace falta un tratamiento y una adaptación metodológica para est@s alumn@s. En los exámenes, en las clases…
Cuanto antes se comience, mejor. ¡No se puede “esperar a que madure”! ¡NO!

El tratamiento debe iniciarse desde el momento justo en el que van reconociéndose los rasgos, se trata de un tratamiento continuo. Cuando una persona con TDAH tiene un buen tratamiento, tanto en casa como en la escuela, adquiere rutinas de control y se adapta fácilmente a su entorno. Son más felices y su proceso escolar presenta una gran mejoría en relación a una persona con rasgos similares sin ningún tipo de ayuda o tratamiento.
Si no se trata, con el paso del tiempo se acrecenta el descontrol del trastorno. Y resulta más difícil reconducir malos hábitos ya instaurados. Es una ardua tarea limpiar las intachables huellas del fracaso e inyectar autoestima cuando la persona durante años ha estado abandonada en el plano escolar. Pero, nada es imposible.


 Otra forma de ver las cosas es posible.

Indagando acerca de distintos modos de percibir la problemática escolar del alumnado con TDAH he topado con un el blog “Yo amo a alguien con TDAH”, y he decidido compartir con vosotros este artículo, ¡creo que merece la pena leerlo!:  



Para finalizar, añadir que estoy muy contenta de que por fin se haya reconocido la problemática y por la puesta en marcha de nuevas iniciativas para ayudar al alumnado con TDAH en las aulas. Para quien pueda interesarle, aquí os dejo un enlace con una nota de prensa referente a esto:


Solo espero que se haga desde una actitud abierta, inclusiva y realmente significativa en el proceso de mejora de la escolarización de las personas que presentan los rasgos propios de este trastorno.
No como una mera medida exclusiva que repercuta todavía más en la autoestima de este alumnado.
Para más información acerca de las diferencias entre medidas de adaptación y refuerzo escolar, aquí tenéis estas palabras:



lunes, 9 de diciembre de 2013

LA GRAN PREGUNTA: ¿CÓMO LE AYUDO?

Aquí os dejo con parte sustancial de mi introducción...

UNAS PINCELADAS ACERCA DEL TDAH Y LA INTERVENCIÓN EDUCATIVA

¿CÚAL ES EL PRIMER PASITO? ¿CÓMO LE AYUDO?
UNAS PINCELADAS ACERCA DEL TDAH Y LA INTERVENCIÓN EDUCATIVA



Para mí, el primer paso para ayudar a una persona con trastorno de déficit de atención con/sin hiperactividad, es la EMPATÍA. Identificar qué le pasa a tu hij@, a tu alumn@. Si eres capaz de identificar cómo se siente ya has dado el primer paso para ayudarle en su proceso educativo.

¿Qué cosas he identificado? ¿Cómo le ayudo?

Aquí os expongo las cosas significativas que he reconocido a través de mi experiencia, en las personas con TDAH. He comprobado que hay rasgos comunes.

Dentro del proceso de aprendizaje he identificado estos síntomas:

·         PASAN LOS CURSOS ACADÉMICOS Y EN CLASE NO APRENDE AL RITMO ESPERADO. Muchas veces incluso pasa desapercibido en las clases.


·         El fundamental y primero que solemos identificar es que tiene INCAPACIDAD DE CENTRAR LA ATENCIÓN. Su atención se limita a un pequeño espacio de tiempo. Por tanto necesita que captes su atención con mucha mayor frecuencia.


¿CÓMO? Podemos recurrir al factor sorpresa, despertar su curiosidad con ejemplos cercanos a su realidad, hacer cambios en el tono de voz o sonidos inesperados, decir algo que descoloque (algo que no le deje indiferente, para redirigir su atención de nuevo al tema); o proponer cambios de actividad y cambios de posiciones.

·         Esta incapacidad de centrar la atención a menudo acarrea PROBLEMAS DE ACTITUD. Se sienten desmotivados, frustrados ante esa incapacidad que viven bajo su piel; y lo expresan con conductas inadecuadas. Esa amargura y no aceptación de su problema conduce a conductas que no son positivas: pasotismo, muestras de desinterés, agresividad, rebeldía (son contestatarios). Cada persona tiene su particular reacción. Si consigue superar la fase de aceptar su limitación atencional normalmente estas malas actitudes  no se llevan a cabo.

Para mejorar esa actitud, previamente, hay que abordar una mejora en sus habilidades para mantener la atención durante más tiempo. 

·         En relación con el rasgo anterior. LE DISGUSTAN TODAS LAS ACTIVIDADES QUE REQUIEREN UN ESFUERZO MENTAL SOSTENIDO.

·         Otra característica común del trastorno es un déficit en la inhibición de respuesta o comportamiento. ¿A qué me refiero con esto? A la FALTA DE CONTROL  de la IMPULSIVIDAD, es decir, el nulo autocontrol de los impulsos.
Responde sin pensar, incluso aunque no tenga nada que ver con la pregunta.
Por ejemplo: Si le preguntas “¿Dónde vas a salir esta tarde?” puede responder “Sí”. O si le preguntas “¿5 x 3?” y responde “8”.
No controla su impulso, tampoco reflexiona acerca del mismo y por tanto no es capaz de percibir su incoherencia y rectificar automáticamente.
Este problema es uno de los que más influye en el fracaso escolar, especialmente en las pruebas escritas.

¿Cómo abordarlo? (LO VOY A IR TRATANDO EN POSTERIORES ARTÍCULOS QUE PUBLICARÉ...)

·         A MENUDO OLVIDA O PIERDE LAS COSAS. Realiza tareas de forma incompleta.

·         SE DISTRAE CON CUALQUIER ESTÍMULO EXTERNO (sonido, luz, movimiento…). No mantiene concentración durante mucho tiempo ni tan siquiera cuando el tema es de su interés y está motivad@.



·         BUSCA CONSTANTEMENTE EL CARIÑO DE LOS QUE LE RODEAN, NO AUTOSUPERARSE. Acepta que los demás no esperen “más” de él o ella. No obstante no acepta sus problemas, su incapacidad en el proceso educativo.

·         Tienen dificultad en el manejo de sus emociones, sobre todo de la rabia. EN NIÑAS HABITUALMENTE se presenta SINTOMATOLOGÍA ANSIOSA (con o sin uso de “tics”) O DEPRESIVA. EN NIÑOS normalmente son “pesados”, muy molestos e interrumpen constantemente el ritmo de la clase.

·         HIPERACTIVIDAD (no todos los casos). Tienen la necesidad de moverse constantemente. Puede ser hiperactividad motora (del cuerpo en general) o vocal (hablar de forma rápida e inteligible, precipitadamente).



 A pesar de la frustración que les genera el TDAH, todas las malas conductas en el proceso educativo no son producidas por el TDAH. Hay trastornos disociales o de distintos tipos que tienen un origen emocional.

Y a grandes rasgos, esto es lo que puedo contar, algunas características que podemos identificar como parte de un problema en el proceso educativo.


Unos rasgos que comparto con muchas editoriales y difusiones en la web.


Concretamente, para estas anotaciones teóricas, me ha servido de apoyo la “Guía Práctica para educadores: El alumno con TDAH” de la Ed. Mayo, impulsada por la Asociación de ayuda al déficit de atención “Adana Fundació”. Año 2006.


Quién desee indagar más acerca de los orígenes y aspectos varios del TDAH en el plano teórico. Os facilito otras fuentes de información que a mí me parecen interesantes.

- El libro “Hiperactivo, impulsivo, distraído ¿Me conoces?” Es una guía acerca del déficit atencional para padres, maestros y profesionales. Ed. ALBOR-COHS, año 2002, Autor: J. Bauermeister.


Una guía de tratamiento:

Una web especializada:

Algunos blogs como estos:
- Uno de los blogs más completos con los que he topado a nivel teórico y puesto al día  en actualidad. El blog “Tratamiento educativo del TDAH”
- El blog “Yo amo a alguien con TDAH” Concretamente, esta sección: 
- El blog “TDAH: el gran olvidado” Concretamente, esta sección: 




LA GRAN PREGUNTA: ¿CÓMO LE AYUDO? UNA PEQUEÑA REFLEXIÓN DEL TDAH, LOS PROBLEMAS

VIDEO PRESENTACIÓN BLOG

"MI GRANITO DE ARENA EN TDAH"

video


LA GRAN PREGUNTA: ¿CÓMO LE AYUDO?

MI PEQUEÑA REFLEXIÓN DEL TDAH, LOS PROBLEMAS 


El texto de presentación es mío y lo he narrado yo misma como presentación de “mi granito de arena en TDAH”. Por eso esta ubicado en mi perfil de google+.

https://plus.google.com/105687541728256682077/posts/3uQP1BUYL6t

Así, para este montaje he utilizado diversas fuentes:

Los  fragmentos de vídeo que he insertado, podemos encontrarlos en youtube. Concretamente en el vídeo “Primeros pasos: Marcha por los bebés” y el de “Gabriel Iván-sospecha de TDAH-tarea 101008”.

Y las fotografías insertadas podemos encontrarlas en las siguientes direcciones web: http://ammiratadaniela.wordpress.com/2011/11/09/horizontes-infinitos/

Igualmente he empleado imágenes varias del portal de instagram y artelista.

Para la música de fondo he incluido un fragmento sonoro del álbum free-me, del grupo All India-radio, titulado11_tijuana_dream_unreleased_guitar_mix”.

SEÑALO CADA FUENTE POR TEMAS DE COPY-RIGHT, ya que este blog no tiene objeto lucrativo y el material gráfico empleado es un mero acompañamiento. DEL MISMO MODO, ESPERO QUE SI MI MATERIAL ES EMPLEADO, SEA INDICADA LA FUENTE.